dijous, 19 de febrer de 2015

DE LA ESPERANZA AL DESANIMO


Con la entrada del nuevo año me he encontrado perezoso, quizá porque inicié el año con un viaje a París donde reside una hija mía y después he tenido otras actividades que no me han dejado tiempo para hacer una nueva entrada para explicar un poco cómo ha ido este tiempo.
Empezaré por decir que cada día entiendo menos el comportamiento de esta enfermedad, resulta que la semana que estuve en París pensaba que no sería capaz de seguir el ritmo que exige la visita a una ciudad donde tanto hay por visitar, y además teniendo la suerte esos días de haber podido disfrutarlos con la familia al completo, el caso es que tenía miedo a no poder seguir el ritmo de los demás pensando más que nada en que les podía limitar a ellos el ver todo lo que a ellos les hubiera gustado y cuál sería mi sorpresa al experimentar que aunque con el cansancio lógico, terminaba cada día prácticamente sin dolor o cuando menos con un dolor muy tolerable.

Pues llego aquí y vuelvo a sentir un intenso dolor en la cintura y parte izquierda de la espalda que va cambiando a medida que avanza el día, empezando por la cintura y terminando en la espalda y cuando llega la noche el dolor es intensísimo: entonces pienso, me voy a la cama y se me pasará pero entonces me duele bastante la parte superior de las piernas, así que el año no ha empezado nada bien. Yo que tan animado estaba con la Microgimnasia y la mejoría que sentí durante un tiempo he visto que todo se ha ido al traste y vuelvo a lo de siempre, dolor y más dolor pienso que el dolor ha cambiado en según que zonas pero sigue presente constantemente en mi cuerpo y ahora me siento bastante desmoralizado y estoy intentando no caer en el desánimo, pues se que no me ayudaría para nada.

Todo esto me hace pensar en un médico de medicina del dolor que decía que los médicos no quieren ver a un enfermo de fibromialgia ni en pintura, y esto es muy duro para los que tenemos este problema aunque sabemos que es la verdad.

dijous, 18 de desembre de 2014

ME PREOCUPAN LOS EFECTOS NOCIVOS DE TANTA MEDICACION


Continuando con el comentario anterior referente a la MICROGIMNASIA estoy constatando que una vez reiniciada la terapia el resultado aun siendo bueno no es todo lo bueno que cuando empecÉ por primera vez. Motivos: uno puede ser que al principio iba dos dÍas en semana y ahora solo voy uno. 
Otro puede puede ser  que como estos dolores son tan cambiantes, este verano, el dolor se me fijó en lo que es la cintura toda y a veces en una parte de la misma y entonces me irradia fuertemente en la pierna lo que decimos CIÁTICA pero en este caso es un dolor muy intenso sobre todo si ando un poco más de de lo que mi cuerpo me tolera aunque esto sea muy subjetivo, ya que tampoco tienes un marcador que te diga hasta este punto puedo llegar, y a partir del mismo es contraproducente, esto sería lo ideal pero claro esto no es posible por lo cual tienes que escuchar tu cuerpo para al menos no añadir mas dolor al dolor.



Resultado de todo esto y pasando a tema médico que me dice que tomo demasiada medicación pero en cambio para intentar paliar estos dolores  me dice que he de tomar 3 capsulas de Gabapentina, 3 de Enantyu y 3 de Paracetamol,  más 7 que tomo para diferentes patologías conforman mi plan de medicación diario. Lógicamente las que son para el dolor intento tomar las menos posibles y puedo asegurar que soporto mucho dolor antes de tomarla.
Y como todo no van a ser penas con la máxima alegría os deseo a todas todos que veáis este Blogs una muy feliz Navidad y que en el 2015 se vean hechos realidad vuestros mejores deseos.

APRENDIENDO A QUERER MI DOLORIDO CUERPO

Después de pasado demasiado tiempo quizá de mi última entrada, por haber estado intentando hacer otra cosas, ya que como se suele decir no solo de pan vive el hombre, quiero reiniciar estos comentarios y comentar cómo ha transcurrido este tiempo en cuanto al comportamiento de la enfermedad se refiere.

En una entrada anterior comentaba la mejoría experimentada después de asistir a una terapia llamada MICROGIMNASIA. Pues bien, como suele ocurrir en casi todos los sitios a finales de Julio cerraron por vacaciones y no habían transcurrido ni 20 días cuando empecé a sentir los dolores de una forma intensa y no había transcurrido un mes cuando ya mi estado era el de los últimos años,es decir dolor, cansancio agotador el volver a ver la vida otra vez desde el pesimismo más absoluto.

Quiero comentar que en mis momentos de euforia por la mejoría experimentada, tuve una consulta con la terapeuta que me recomendó esta terapia y me decía que esto no se podía evaluar en un espacio corto de tiempo, que tuviera paciencia para ver si el tiempo confirmaba que esta mejoría era duradera, pues ahora ya tengo mis dudas pero en aquel momento mi convencimiento era total, hacía mucho tiempo que no me había sentido tan bien.

Ahora he reiniciado otra vez la terapia pero ha transcurrido tan poco tiempo que no quisiera hacer una evaluación equivocada, por lo cual en una próxima entrada comentaré si se confirma que la mejoría es durante el tiempo que estás realizando la terapia o es una mejí que perdura sin necesidad de la misma.
Yo lo que si cada día tengo más claro es que estas enfermedades son enfermedades que necesitan de unas terapias muy personalizadas y muy concretas lo cual solo se puede conseguir con dinero y eso es de lo que la mayoría carecemos por desgracia.
Esta queja se repite hasta la saciedad pero quien tendría que tenerlo en cuenta no quiere darse por enterado, y esta es nuestra realidad.

LOS EFECTOS DE LA MICROGIMNASIA

 
 
 
A Antonio le ha cambiado la vida después de empezar a practicar ‪#‎Microgimnasia‬ ¡Os compartimos su ‪#‎Testimonio‬!
Hace mucho tiempo que estoy diagnosticado de fibromialgia y me gustaría explicar con brevedad mi última experiencia con una nueva terapia que estoy llevando a cabo y que tan buen resultado me está dando, tanto a nivel de disminución de dolor como de mejoría de mi estado anímico.

Tras la práctica y experimentación con múltiples técnicas, todas ellas con resultado negativo, me había vuelto un escéptico a todo. Me indicaron, entonces, que probara la MICROGIMNASIA –su nombre en sí mismo no me inspiraba gran confianza- y al ver en qué consistía, y siempre abierto a las recomendaciones de los profesionales, me animé a comprobar si esta podría ser la piedra filosofal que me diera la mejoría tan ansiada. Cual fue mi agradable sorpresa al experimentar desde el primer día mejoras que ahora, cuatro meses después, veo que se van consolidando.

Y mi experiencia no es única. Otra señora que comentó su práctica inmovilidad cuando conoció la Microgimnasia, explica el cambio paulatino que ha ido sucediendo en ella hasta llegar a poder hacer una vida casi normal.
Es por eso que animo a todos los que padecen enfermedades de este tipo a probar y comprobar sus resultados. Hasta ahora mi vivencia es fantástica.
“Si no encuentras algo que mejore tu estado, lo nuestro es un sin vivir. La Microgimnasia es algo que me permite volver a vivir”.

dijous, 29 de maig de 2014

EFECTOS INDESEABLES DE LA SOBREMEDICACION

Foto: Deshacerse de cadenas que impiden avanzar... 

Quiero desde mi experiencia hacer un breve comentario sobre las cantidad de medicación a la que nos vemos sometidos sin en muchos casos valorar los perjuicios que llevan consigo, ahora mismo acabo de leer un comentario sobre el Ibuprofeno en las páginas de tener salud en la cual explican que no solo no resuelve el problema sino que a la larga lo que hace es comerse el cartílago  cuando hay alternativas naturales que que además de reducir el dolor regeneran dicho cartílago. Valoremos la diferencia e intentemos buscar esas  opciones que nos ofrece esas medicinas alternativas por que a largo plazo nos van a evitar sufrir esos efectos sucundarios tan indeseados, el otro día hablaba yo con una señora que pertenece a una asociación X y también coincidía en la incidencia de la mala praxis a la que estamos sometidos con tanta medicación.




En mi caso tomo 10 pastillas diarias, tomando 2 menos de las que el médico me dice, pues bien yo últimamente estoy comprobando que me aumentan las molestias causadas por los medicamentos, por ejemplo paso muy malas mañanas con en estomago pero más que por dolor por un malestar general que me hace no tener ganas de nada, sé positivamente que es de la medicación porque yo hago mis pruebas y me demuestran que esta es la causa, en concreto un medicamento, lo he comentado con el médico y me dice que este medicamento no puedo dejarlo pero estoy mirando a ver si encuentro algo natural para poder sustituirlo con un poco de garantía.

He llegado a la conclusión de que he de intentar reducir medicación, de lo contrario lo que puede ir bien para una cosa termina perjudicándote.  Nosotros tenemos el problema de que los profesionales no tienen nada claro, la medicación efectiva para paliar nuestros problemas como lo tienen para la mayoría de las enfermedades.
  

dijous, 10 d’abril de 2014

TU VALORACIÓN DE LA EFECTIVIDAD DE LOS MEDICAMENTOS

 

Últimamente sigo con mucho interés todo lo que veo que se va publicando sobre la fibromialgia y todo lo que se asocia a esta enfermedad que son muchas cosas como todos sabemos, y me fastidia a veces la cantidad de contradicciones que hay entre profesionales y afectados, creo que todo es producto de que aún estamos muy lejos de saber las causas y los remedios efectivos que se puedan aplicar para que nuestra calidad de vida pueda mejorar.

Seguro que hay muchos profesionales implicados en conseguir que esto sea una realidad, pero decepciona mucho cuando ves una publicación que dice "Se ha descubierto una cosa X que es la causa de fibromialgia". A continuación ves otra opinión que dice lo contrario, lo cual es bastante decepcionante, porque claro el que tiene este problema se "agarra a un clavo ardiendo", como dice el refrán. Lo que tiene de positivo esto es que ves que hay gente interesada en conseguir que nuestra situación mejore que en definitiva es lo importante.

Continúo siguiendo con interés la pagina Fibromialgia Noticias, y aunque muchas de las cosas que publican son muy antiguas a veces se encuentran cosas muy interesantes, que nos pueden ayudar mucho en el manejo de la enfermedad, que creo es lo más importante que podemos hacer por nosotros mismos. Si aprendemos a cómo manejarla, podemos ser un poco nuestros propios médicos ya que nadie puede valorar mejor que nosotros lo que nos va mejor o peor. Yo tomo mucha medicación pero al final yo hago mi propia valoración de cómo me siento al cabo de unos días de haber iniciado el tratamiento de un nuevo medicamento, por ejemplo ahora recientemente me han dado un antidepresivo que, sí, disminuye un poco mi ansiedad pero a cambio no consigo dormir más de 4 horas durante la noche, así después de esperar unos días para ver si era un problema de adaptación, he terminado por dejarlo ya que yo creo que no estaba contribuyendo para nada mi bienestar.

dijous, 20 de febrer de 2014

MI CUERPO NO ESTÁ PARA COMPROMISOS SOCIALES


Una vez pasadas las Fiestas Navideñas y habiéndonos adentrado en el nuevo año, con lo cual el cuerpo se encuentra más sosegado, voy a intentar explicar lo que supone para un paciente de fibromialgia y fatiga crónica el intentar adaptarse al ritmo que estos días más o menos nos imponen, aunque sea de una forma inconsciente y digo inconsciente porque cuando faltan unos días el cuerpo ya se pone a la defensiva, sabiendo que los cambios de ritmo al que lo vamos a someter es como una agresión de la que lógicamente nos va a pasar factura.

Yo no quiero decir que no me gustan estas fiestas porque no es así, pero si digo que les tengo miedo, se por la experiencia de cada año que el precio a pagar es alto, agotamiento, dolor, malestar general...., lo cual se traduce en sufrimiento. Se que esto puede tener un componente psicológico importante pero claro yo no puedo engañar a mi cuerpo, y mi cuerpo me dice que si yo un día hago un exceso, que en el caso de estos días no son uno sino varios, se quejará  de la forma que puede hacerlo que es mostrando sus limitaciones.
¿Y cuáles son esas limitaciones?, pues en mi caso estas empiezan a manifestarse a partir del mediodía y se van acentuando a medida que el día avanza, de forma que cuando llega la noche estoy al límite de mis fuerzas. Pues bien si una noche de estas, por querer estar como crees es tu deber acompañando a la familia, terminas por irte a descansar a las tres de la mañana por ejemplo, al final no estás agotado: estás muerto, y si a esto le añades que al día siguiente tienes que volver a hacer más o menos igual y quizá también al siguiente, terminas como deseando que pase todo esto y que tu cuerpo pueda retomar la normalidad, y en esto estamos ahora, que seguro pronto lo conseguiré.